Radio Universitaria Logo dorado sin fondo-min

Una forma de violencia que pasa desapercibida, Violencia económica.

La violencia económica es una forma de violencia doméstica. Tanto como la retención de dinero y el robo de este, así como restringir el uso de los recursos económicos son ejemplos de abuso económico. Dicha acción u omisión también puede consistir en la pérdida de utilidades de las actividades económicas familiares o en la obstaculización para el acceso a instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos o recursos económicos. 

Este tipo de violencia puede pasar desapercibida pues se enmarcan dentro de escenarios sociales en donde, tradicionalmente, los hombres han tenido un mayor control sobre la mujer, así mismo no deja huellas evidentes como las agresiones físicas, siendo a veces difícil de identificar y sancionar. Como las otras modalidades de violencia, cumple el papel de generar dependencia y temor, que contribuyen a afianzar la primacía del varón jefe de familia. 

De esta manera se considera a la violencia económica como causal del divorcio, ya que se enmarca dentro de los ultrajes y malos tratos que se puedan presentar en el ambiente matrimonial. Por lo tanto, el cónyuge que haya sido víctima de esa clase de violencia tendrá toda la libertad de demandar el divorcio del matrimonio. 

Es común considerar que quién tiene el dinero, tiene el poder y, generalmente en nuestro país quienes tienen mayor ingreso son los hombres. Es por ello que cuando una mujer sufre violencia económica o patrimonial no siempre es porque no tenga un trabajo remunerado, sino que su pareja tiene mayor ingreso y es quién toma las decisiones sobre los gastos en la casa. 

Una mujer es violentada económicamente cuando se le niega el dinero suficiente para solventar las necesidades básicas para sus hijos, como la alimentación, vivienda, vestimenta, educación, salud, entre otros. También cuando, de alguna manera, se le impide trabajar de manera remunerada o cuando se le exige rendir cuentas y/o comprobantes de pago por las compras que realiza para cubrir necesidades de su familia; o tras la separación, se le niega o regatea las pensiones alimenticias. 

Fuentes:  

https://observatorioviolencia.pe/violencia-economica-o-patrimonial-hacia-las-mujeres-y-los-integrantes-del-grupo-familiar/ 

https://revistas.urosario.edu.co/xml/733/73365628012/index.html 

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Contáctenos

Correo: [email protected]

Teléfono: 064 – 211149

Móvil: 954618747

Todos los Derechos Reservados © 2020

www.radiouniversitariauncp895.com

Web Diseñada por: