Radio Universitaria Logo dorado sin fondo-min

Entorno Social y bienestar emocional del adulto mayor

Los adultos mayores viven una etapa del desarrollo evolutivo determinada por el declive natural de las condiciones físicas, biológicas, intelectuales y psicoemocionales, lo cual es propio de las personas después de los 65 años, sin embargo, es necesario asumirlo desde la perspectiva de vejez positiva. Para ello es necesario tener en cuenta el entorno social del adulto mayor para crear las condiciones objetivas y subjetivas que hagan de este momento vital una etapa satisfactoria. 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece requerimientos desde el entorno para hacer del envejecimiento una etapa de bienestar emocional, satisfacción y exploración de nuevas oportunidades de toda índole, ya que crean espacios físicos y generan condiciones de apoyo y acompañamiento emocional ideales para garantizar la continuidad en la interacción que, al evitar el aislamiento y la sensación de soledad, ahuyentan la posibilidad de los cuadros depresivos. 

Dentro de la definición de bienestar personal encontramos dimensiones como la satisfacción vital de los individuos, la satisfacción actual que experimentan las personas en su cotidianidad, la presencia del estado de ánimo positivo y la percepción de felicidad. La teoría de la actividad en el envejecimiento sugiere que la participación en actividades sociales significativas representa un componente esencial en la promoción de la salud y el bienestar personal en los adultos mayores. 

Así mismo diversas investigaciones realizadas plantean que las actividades sociales ofrecen innumerables beneficios tanto físicos como psicológicos y sociales, es hoy que estamos empezando a comprender que a través del control del ambiente se puede influir en el bienestar físico y emocional de las personas adultas mayores. 

El fenómeno del envejecimiento como parte de un ciclo vital es irremediable, pero la manera en cómo se vive modifica el bienestar personal en dicha etapa. Si bien es cierto que existe pérdida en la autonomía y en la adaptabilidad en las personas, y se incrementa la posibilidad de fragilidad en la salud, de abandono del trabajo y de disminución de los roles familiares y sociales, no se consideran estas situaciones determinantes ni generalizables para todos los seres humanos. 

Fuente:

https://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0718-34022015000100006&script=sci_arttext 

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-74252010000300006 

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Contáctenos

Correo: [email protected]

Teléfono: 064 – 211149

Móvil: 954618747

Todos los Derechos Reservados © 2020

www.radiouniversitariauncp895.com

Web Diseñada por: